Todo lo que debes saber de la publicidad programática

Para cualquiera que haya estudiado una carrera profesional en marketing digital o temáticas afines, el concepto de publicidad programática será conocido. Pero, la verdad es, que es un tema que posee pocos años en la palestra empresarial; razón por la cual, hoy en día existen muchos emprendedores que no están aprovechando sus ventajas.

En la nueva era, los comerciantes necesitan publicitar sus productos directamente al público que le interesa, disminuyendo su inversión y maximizando su alcance.

La publicidad programática es parte del futuro para quienes quieran darse a conocer, siendo un nicho complejo; donde, quienes los dominan están llenando sus bolsillos, mientras los demás, siguen haciendo publicidad por métodos antiguos, mucho menos reivindicativos.

Entonces ¿Qué es la publicidad programática? ¿En que consiste? ¿Cómo la aprovecho? Son algunos de los puntos que tocaremos a continuación para ayudarte.

¿En qué consiste la publicidad programática?

Historia previa

Para dar un poco de contexto, anteriormente, las empresas negociaban un espacio publicitario dentro de un sitio con mucho tráfico web para anunciar su producto; directamente negociaban con el operador los precios de la publicidad, estableciendo un coste según el alcance.

Este coste, se calculaba con un mínimo de 1000 visualizaciones, por lo que, era un proceso en el que solo tenían cabida los gigantes de los medios; tales como: revistas, portales de noticias, etc. llevando el contenido a sus lectores y consumidores, sin diferenciación alguna.

Con el único objetivo de transmitir la publicidad a las masas, pero, con un alto precio y requiriendo una gran inversión.

Un concepto relativamente nuevo

Ahora bien, la publicidad programática existe desde el inicio del siglo XXI, obteniendo un auge particular en EE.UU.; donde, fue la sustituta natural de la publicidad tradicional en el mundo digital.

Se basa en el uso de algoritmos en softwares (DSP) que toman datos de las acciones y preferencias de los usuarios, llenado diversas bases de datos. Por lo que, favorecen que, en el proceso de compra, la publicidad vaya directamente a los usuarios que quieran recibirla, consumirla y vaya a aprovechar el producto.

De este modo, se reduce o segmenta a una población según sus intereses, conectando al usuario con una marca que lo identifique.

Todavía se utilizan anunciantes, pero, gracias al Big Data, la empresa selecciona los destinatarios, el tiempo y el lugar geográfico donde quiere su llegada. Haciendo más sencillo alcanzar un target con una estrategia publicitaria nativa, aprovechando diferentes herramientas, tales como, Google Ads.

¿Qué tipos de publicidad programática existen?

 

Directa

Se refiere a la contratación directa de un único software o plataforma particular para realizar la campaña publicitaria. Lo que significa, que estás eligiendo donde quieres que se muestre el anuncio, el tipo de público y demás; teniendo un control completo en las campañas que se realizan.

Una herramienta muy útil cuando queremos lanzar una marca o crear engagement con ella, pero, no quieres que aparezca en todas partes; Por ejemplo: productos con base de CBD, productos para niños, webs de adultos, entre otros.

Real Time Bidding (RTB)

Se trata de un tipo de publicidad que busca llegar a usuarios que cumplan ciertas características o tengas ciertos intereses. Pero, ¿Cómo saber a quién se envía? Pues, debes haber definido algún tipo de cookies o formularios a llenar, para segmentar a las personas.

De este modo, es posible que llegues a las personas en tiempo real, reduciendo la población a impactar, solo a quienes tendrán interés en ella. Es ideal para quienes quieran reducir mucho más su nicho, segmentando por completo el grupo de usuarios, llegando eficazmente a ellos.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

Además de los tipos en los que se divide, la publicidad programática tiene dos partes que la componen, una oferta y una demanda.

  • La oferta. Se refiere directamente a quienes quieren ofrecer sus sitios digitales, apps, webs, blogs, etc. que tienen espacios para publicitar y los venden.
  • La demanda. Está conformada por las empresas, marcas y demás, que quieren adquirir los espacios para mostrar sus productos o servicios.

Principalmente, los algoritmos en los que se basa la publicidad programáticas son capaces de encontrar las coincidencias entre datos; logrando hallar ese punto de unión entre el perfil de usuario que busca una marca/producto y los visitantes de diversos medios ofrecidos en la web.

Logrando llegar a quienes de verdad harán clic en los anuncios, logrando a su vez, predecir el comportamiento de algunos usuarios. Gracias a este sistema, todo podemos encontrar la publicidad que llama nuestra atención mientras navegamos en webs, redes sociales y demás.

Los beneficios que obtiene la empresa son gigantescos, ganando interacción de los usuarios con la marca y tráfico en su sitio; además, de darse a conocer para quienes están en su ratio cercano.

Algunos de los datos que son acumulados por los algoritmos del Big Data son:

  • Edad
  • Identificación de género
  • Preferencias temáticas
  • Nivel social
  • Ubicación geográfica

¿Cómo comprar publicidad programática?

8.9 de cada 10 dólares de publicidad digital se negocian utilizando alguna forma de publicidad digital programática en EE.UU. (eMarketer, 2021).

Muchas son las plataformas desde las cuales es posible hoy en día comprar publicidad programática, creando un nicho interesante para muchos expertos. quienes, se han dado a la tarea de crear empresas intermediarias entre el ofertante y el demandante, para conectar a ambas partes interesadas; por supuesto, procurando ganancias por el servicio.

Algunos de ellos son:

  • Los conocidos “Marketplaces”, sitios de publicación y subastas digitales, encontrados en grandes plataformas, como Facebook.
  • Plataformas de demanda (Demand Side Platforms), quienes optimizan la información utilizando directamente Big Data; perfeccionando también el precio que cobran por campaña.
  • Proveedores de datos, entidades conformadas por diferentes creadores de algoritmos que recaban miles y miles de datos para el análisis sistemático.
  • Traders que ganan los lugares, precios y negociaciones con los proveedores en las subastas.
  • Sell Side Platforms, que se encargan de maximizar la presencia y tamaño de los espacios publicitarios para los demandantes.

Algunos de los beneficios de la publicidad programática

Llegada personalizada

Gracias a la cantidad de información que es procesada por el Big Data es mucho más sencillo conocer los intereses de los usuarios. Permitiéndote agruparlos según sus características en común, su uso especifico y el tipo de compra que pueden realizar.

La acumulación de datos favorece una segmentación efectiva de los potenciales usuarios o consumidores, alcanzando mucho más rápido nuestros objetivos. Sobre todo, porque, diferenciando aspectos como: las edades y localización de las personas, es mucho más sencillo crear un mensaje personalizado para cada grupo.

Cualquiera puede comprar

No necesitarás ser una empresa gigante para dar a conocer un producto a un target determinado. La amplitud de esta tecnología permite a cualquiera, ser anunciante o anunciado, teniendo en cuenta el nicho que represente. Es decir, puede participar todo aquel que tenga un nivel de tráfico y quiera ganar un poco de dinero con ello.

Mayor alcance

Esta es una cualidad que amplía considerablemente la oferta; ya que, entramos en un mercado global, donde, no existen verdaderas fronteras para el comercio. Por lo que, es posible llevar toda clase de soporte y servicios al lugar donde se encuentre la demanda, y, todo al alcance de un clic.

Al ser un medio netamente digital, es posible llegar a cualquier persona en cualquier parte del mundo en una milésima de segundo.

Medición de procesos

En esta era, estamos un poco obsesionados con medir todo, para conocer más y mejorar cualquier rendimiento y en la publicidad programática no es diferente. En este negocio, los anunciantes tienen la posibilidad de conocer en valores cuantitativos el impacto de una publicidad particular.

Gracias a que, son campañas realizadas en tiempo real, es posible saber el efecto que van generando los cambios realizados. Controlando cada aspecto de la campaña y optimizando la publicidad hasta llegar a la meta.

¿Cómo crear una estrategia de publicidad programática que funcione?

Puede sonar a que el éxito está garantizado, pero, si no tenemos en cuenta ciertos factores, puede que la inversión en publicidad programática no funcione. Para que las campañas puedan funcionar correctamente, asegúrate de:

1.   Tener bien identificado el objetivo

Esto parece obvio, tal como, una lección de marketing digital 101, elegir correctamente a quien nos vamos a dirigir. Sin embargo, es un punto vital para lograr que cualquier campaña publicitaria sea exitosa.

En términos más técnicos, se conoce como Buyer persona, y, es ese usuario o consumidor que llevará a casa nuestros productos o contratará los servicios. Un consejo para definirlo puede ser interactuar con los anunciantes, conversando sobre tu producto y su alcance.

2.   Selecciona los mejores canales

Para optimizar el rendimiento de las campañas, es necesario saber cuáles serán los canales que nos harán obtener mejores resultados.

Esto puede describirse como: el precio del espacio, los clics recibidos, el tráfico generado o el branding que posea un sitio, red social o blog en particular; lo cual, servirá para saber cuanto debemos o podemos invertir en ellos.

Por lo que, recomendamos elegir como una característica más a aquellos que se muestren en constante optimización; porque, si su lugar está optimizado, tu publicidad llegará siempre a más personas.

3.   Aprovecha la segmentación

Lo hemos repetido un par de veces a lo largo del post, hablando sobre los beneficios de la segmentación de datos. Dejando en claro, que, dependiendo de a quien llegues, será mucho más sencillo o difícil, que puedas alcanzar tu objetivo final; es decir, vender a quien realmente te va a comprar.

4.   Mide cada resultado constantemente

Otro que comentábamos antes, las mediciones. Para medir correctamente el impacto y las ganancias de una campaña, es necesario tener control de todos los procesos involucrados.

Es decir, controlar el timing, los eventos, el presupuesto y todas las configuraciones que se vayan haciendo. Por ejemplo: saber quien solo le da un vistazo a una web, quien dejo sus datos, cuantos clics se hicieron, quien compró, etc.

5.   Optimiza a cada paso

Puede que a la primera no demos con el objetivo de venta, pero, gracias a las mediciones podemos reconocer que debilidades tenemos; dando un fuerte paso para poder corregirlas y comenzar a generar el impacto necesario. Lo bueno, es que, podemos realizar estas correcciones en tiempo real, comenzando a ver resultados inmediatamente.

La publicidad programática abrirá un abanico muy amplio para aumentar la visibilidad de tu negocio, además de tener un coste reducido y de poder segmentar enormemente el target objetivo.

Confiamos en que este artículo sobre la publicidad programática os haya parecido interesante y os anime a invertir en estas plataformas. Como siempre, nos gustará saber vuestra experiencia con este tipo de publicidad, así que os invitamos a dejarnos un comentario, ¡os leemos!

Agencia de marketing digital Digitalvar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button Ir arriba

sin spam

Artículos y novedades digitales

Únete a nuestra newsletter y recibe en tu correo nuestros últimos artículos y novedades del mundo digital.