¿Qué es la nube?

Uno de los términos que más se escucha en los últimos años es el de “La Nube”, relacionado con el almacenamiento en servidores digitales, siendo un servicio que cada vez más empresas ofrecen, como Amazon a través de la plataforma AWS u otras tantas.

En el artículo de hoy os queremos hablar de este concepto, algo fundamental y que ha permitido a los usuarios y empresas almacenar una cantidad ingente de información en la red, de manera segura y fácil.

Confiamos en que este artículo sobre “La nube” os resuelva todas las dudas, ¡allá vamos!

digitalvar la nube

¿Qué es la nube?

La nube hace referencia a una red mundial de servidores, en los que cada uno tiene una función única. No es una entidad física, sino que está formada por una gran cantidad de servidores remotos en todo el mundo para que funcionen como un único ecosistema.

Están creados para almacenar y administrar datos, ejecutar aplicaciones o entregar contenido o servicios como el streaming de vídeos, correo web o medios sociales. Esto implica que, en vez de acceder a archivos y datos desde un equipo personal, accede a ellos en línea, desde cualquier dispositivo que esté conectado a internet.

La información de La Nube información está siempre disponible donde quiera que vaya y en el momento en el que la necesite el usuario. Existen diferentes tipos de nube que las empresas utilizan para implementar los recursos.

Ventajas de utilizar La Nube

  • Ahorro de dinero: La idea de tener un servidor cloud nos permite pagar solo por lo que usamos, teniendo gran control sobre los resultados. A diferencia del hosting tradicional en el que tendremos que pagar una cantidad fija usemos o no todos los recursos. Además, evitamos compras de dispositivos e infraestructuras que no se terminen usando, ahorrando a su vez en costes de consumo de electricidad o contratación de personal.
  • Más disponibilidad: Los servidores cloud permiten el acceso a un número de servidores de manera rápida y eficaz, pudiendo así ampliar la capacidad de almacenamiento de manera automática, sin tener que cambiar de planes o estar obligados a la hora de consultar el soporte técnico de un servicio de hosting.
  • Flexibilidad o escalabilidad de los recursos: No es necesario tener que adquirir nuevos equipos, ya que se pueden aumentar o disminuir los recursos que se necesitan en un momento determinado, sin la necesidad de tener esperas innecesarias.
  • Panel de control fácil de usar: La gran mayoría de proveedores de servicios de cloud hosting ofrecen paneles de administración o control que son fácil de utilizar. Se pueden programar copias de seguridad con un solo clic, además de que la gestión del panel es muy sencilla y similar a la de un hosting tradicional.
  • Mayor estabilidad: La disponibilidad es un aspecto clave para muchas compañías, porque al no disponer de un servidor físico podemos tener fallos de hardware. De esta manera, garantizamos una presencia online constante, denominado como uptime.
  • Mayor protección de datos y seguridad: La nube es un lugar muy seguro donde se pueden guardar datos importantes, tomando medidas de protección frente a hackeos o amenazas.

Desventajas de utilizar la nube

  • Importancia de un proveedor de confianza: Cuando se adquiere un servidor de cloud hosting hay que analizarlo bien para determinar si es necesario. Al ser una tecnología tan nueva, se desconoce desde donde se ejecutan las aplicaciones, por lo que es conveniente contar con la ayuda de un proveedor que tenga experiencia y que nos de confianza a la hora de aportar la información.
  • Seguridad: También es interesante valorar algunos aspectos relacionados con la seguridad, porque hay datos como cuentas bancarias, proyectos de ampliación de empresa u otros elementos que se ponen en mano de un proveedor que puede tener algún fallo técnico. 
  • Conexión lenta: En caso de que muchos usuarios estén accediendo al servidor de manera simultánea se pueden tener conexiones lentas. Además de que es fundamental que cuente con una conexión a internet continua y rápida.

Otros inconvenientes que nos podemos encontrar al usar La Nube son que los proveedores de estos servicios deben estar abiertos a auditorías que aseguren que podemos confiarles los datos, además de que deben atenerse a la ley de protección de datos de cada país.

También habría que tener en cuenta el coste económico que supondría trasladar toda la infraestructura a la nube, y en caso de recurrir a un hosting cloud, tener presente la idea de invertir un poco más para asegurarnos que los datos están libres de ciberdelincuentes. 

Puede ocurrir que los programas en el servidor no se vean la versión completa, suponiendo así cierta desventaja.

¿Cómo funciona la nube?

El funcionamiento de la nube es posible gracias a la virtualización, que esta ayuda a crear un ordenador virtual, simulado y digital que actúa como si fuera un ordenador físico con su propio hardware. Todo esto recibe el nombre de máquina virtual.

Las máquinas virtuales en un mismo servidor, cuando se implementan de manera adecuada, están separadas entre ellas, de manera que los archivos y las aplicaciones de una máquina virtual no son visibles por otras máquinas virtuales.

Estas máquinas hacen también un uso más eficiente del hardware en el que se encuentran alojadas. Al ejecutar máquinas virtuales a la vez, el servidor se transforma en muchos servidores, y un centro de datos se transforma en una gran cantidad de centro de datos, que tienen la capacidad de servir a muchas organizaciones.

Esto explica que los proveedores de nube ofrecen el uso de sus servidores a muchos mas clientes de lo habitual.

Incluso en los momentos en los que se caen los servidores individuales, los servidores de la nube siguen estando en línea y disponibles. Los proveedores de la nube hacen copias de seguridad de sus servidores en varias máquinas y múltiples regiones.

Los usuarios entran a los servicios de la nube mediante el navegador o aplicación, que se conecta a la nube a través de internet, o mejor dicho a través de muchas redes interconectadas, con independencia del dispositivo que se esté utilizando.

¿Cuáles son los principales modelos de servicio de la computación en la nube?

Dentro de la computación en nube podemos encontrar unos modelos de servicio, que son:

  • Software como servicio (SaaS): En vez de que los usuarios instalen una aplicación en su dispositivo, las aplicaciones de SaaS se alojan en servidores en la nube y los usuarios acceden a ellas a través de internet. 
  • Plataforma como servicio (PaaS): En este modelo las empresas no pagan por las aplicaciones alojadas, sino que pagan por lo que necesitan para desarrollar sus propias aplicaciones. Los proveedores de PaaS proporcionan todo lo necesario para crear una aplicación, incluyendo las herramientas de desarrollo, infraestructura y sistemas operativos.
  • Infraestructura como servicio (IaaS): Con este modelo, las empresas alquilan los servidores y el almacenamiento que necesita de un proveedor de soluciones en la nube. Después utiliza esa infraestructura en la nube para desarrollar sus aplicaciones. 

Los modelos Saas, Paas e Iaas eran los tres modelos principales de computación en nube, sin embargo, apareció un cuarto modelo:

Función como servicio (FaaS): Conocida también como informática sin servidor, divide las aplicaciones en la nube en componentes más pequeños que solo se ejecutan cuando son necesarios. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de implementación en la nube?

En el encabezado anterior hemos visto los modelos que definen como se ofrecen los servicios a través de la nube, pero los tipos de implementación dependen de la ubicación de los servidores y de quien los gestiona.

  • Nube privada: es un servidor, centro de datos o red distribuida dedicada a una organización.
  • Nube pública: es un servicio gestionado por un proveedor externo que puede incluir servidores en uno o varios centros de datos. A diferencia de la nube privada, la nube pública se comparte entre muchas organizaciones. Mediante el uso de máquinas virtuales, diferentes empresas pueden compartir servidores individuales.
  • Nube híbrida: estas combinan nubes públicas y privadas, incluso servidores heredados en un entorno local. Una organización puede utilizar su nube privada para algunos servicios y la pública para otros. Incluso es posible utilizar la nube pública como copia de seguridad de su nube privada.
  • Mininube: es un tipo de implementación de nube que implica el uso de varias nubes públicas. Para entenderlo mejor, es una organización con una implementación de multinube alquila servidores y servicios virtuales de varios proveedores externos.

Principales plataformas para el almacenamiento en la nube

Podemos encontrar una variedad de plataformas que están orientadas al almacenamiento en la nube. Todas estas opciones son gratuitas con una capacidad determinada de GB.

  • Amazon Cloud Drive: Este servicio de nube de Amazon permite iniciar con un plan para almacenar una cantidad ilimitada de fotos, además de que ofrece 5 GB para otro tipo de archivos.
  • Box: Esta plataforma es una de las mejores que existe actualmente, con la principal ventaja de que aporta seguridad. Se encuentra disponible también en inglés y ofrece una versión gratuita con un total de 10 GB de capacidad.
  • Dropbox: En su plan gratuito ofrece una capacidad de almacenaje muy limitada, pero se puede ampliar si se comparte el servicio. Tan solo hay que invitar a usuarios para que se unan a la plataforma. Normalmente, la plataforma se utiliza para trabajar en equipo.
  • Google Drive: Esta plataforma viene instalada de serie en Android y Chrome tiene una gran cantidad de ventajas. El espacio de almacenaje que ofrece en la versión gratuita es bastante amplio, junto con la posibilidad de poder editar documentos en línea entre varios usuarios.  Destaca también por su gran facilidad a la hora de compartir e intercambiar los documentos.
  • OneDrive: Este servicio pertenece a Microsoft, siendo uno de los más completos que podemos encontrar. En la versión gratuita podemos disponer de varios GB para almacenar documentos y archivos. También podemos compartir y editar archivos con Microsoft Office. En el plan de empresa de Microsoft 365 se puede encontrar One Drive y otras aplicaciones.
  • Icloud: Esta plataforma está destinada solo para usuarios de Apple, siendo también un medio muy completo. Podemos almacenar todo tipo de información en la nube, desde fotos, documentos, calendario, contactos…

El progreso en la tecnología es una clara oportunidad para facilitar los procesos del día a día, mejorando la seguridad de los usuarios al navegar.

La nube es una buena herramienta para conseguir que los usuarios tengan todos los datos e información importante almacenados en un mismo sitio, sin tener el riesgo de perderlos y pudiendo acceder a ellos desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.

Este tipo de accesos son muy beneficios para las empresas, de cara a la gestión de documentos e información importante para el negocio. 

Nos encantará leer vuestras opiniones y la experiencia que hayáis tenido a la hora de hacer gestiones en la nube, así como posibles inconvenientes que hayan podido surgir. ¡Os leemos!

Agencia de marketing digital Digitalvar 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: DIGITALVAR.
  • Finalidad: Responder a tu comentario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la Política de Privacidad de Digitalvar encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Dummy Seo, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

Ir arriba
Nada de SPAM

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Recibe nuestros últimos artículos en tu bandeja de entrada
Call Now Button