¿Qué es la tasa de conversión?

Uno de los conceptos que más dolor de cabeza da a todas las personas relacionadas con el mundo del marketing digital es el de la tasa de conversión. 

Dentro de las plataformas digitales, podemos acceder a diferentes recursos que nos ayudan a conocer la evolución y el rendimiento que está teniendo la empresa dentro del sector, y la tasa de conversión es uno de los fundamentales.

Es muy importante conocer la evolución que va teniendo la empresa con las estrategias que aplica porque de esta manera se puede determinar si conviene mantener esa técnica o hacer correcciones para mejorar los resultados.

La tasa de conversión es una de estas herramientas/conceptos que ayuda a conocer los datos sobre el desarrollo de las estrategias de la marca y el éxito que tienen a la hora de captar a los usuarios. 

Es interesante estar al tanto de las funcionalidades que podemos obtener con este dato y la manera en la que podemos acercarnos al usuario para explotar al máximo las oportunidades. Por ello, hoy vamos a profundizar en el concepto de la tasa de conversión.

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión es una métrica que nos informa sobre el porcentaje de usuarios que realizan una acción determinada en la página web. Dicha acción puede ser cualquier cosa, desde rellenar un formulario hasta realizar una llamada o hacer clic en ciertos botones.

El dato que nos ofrezca esta tasa de conversión nos permite conocer si estamos teniendo éxito con la estrategia que estamos llevando a cabo o si debemos hacer modificaciones.

La tasa de conversión hace referencia al número de usuarios que convierten, y se utiliza como una de las principales métricas para determinar el éxito que tiene una página web. Si este resultado es elevado, significa que los usuarios quedan satisfechos cuando navegan en la web y tienen mayor interés en comprar en esa web o de estar inscritos en su boletín de noticias.

Al fin al cabo conocer la tasa de conversión y ver su evolución nos permite conocer si nuestra estrategia y nuestra página web funcionan como deberían.

¿Qué tipos de tasas de conversión existen?

Tenemos la gran ventaja de que a la hora de calcular la tasa de conversión podemos hacerlo desde una forma más general o específica. Por eso, es interesante conocer todos los tipos de ratios de conversión que existen para aplicar los más útiles al negocio:

  • General: Este ratio hace referencia al número de conversiones que se producen en un sitio web, sin tener en cuenta el canal de procedencia o la fuente de tráfico.
  • Canales específicos: Determina qué plataformas son las que están generando más conversiones.
  • Páginas: Identifica que landings están teniendo un mayor número de conversiones.
  • Campañas individuales: Ayuda a conocer qué campañas están obteniendo mejores resultados.
  • Anuncios individuales: Ofrece información sobre qué anuncio funciona mejor.
  • Keywords individuales: Detecta las keywords que producen más conversiones para que el presupuesto vaya más dedicado a esas palabras. 

¿Qué tipos de conversiones existen?

A la hora de trabajar y poner en marcha un negocio en las plataformas online, podemos detectar diferentes tipos de conversiones, según los objetivos de la empresa. Como dijimos al comienzo del artículo, cualquier cosa que queremos puede ser una conversión, pero es fundamental tenerlo claro para poder medir la tasa de conversión correctamente desde el comienzo:

  • Venta: Estas conversiones se realizan en los e-Commerce, aquellas páginas en las que se comercialicen bienes y servicios. Es en lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en conversiones.
  • Generación de leads: Hace referencia a todos los usuarios que se registren en la web o que piden más información online para hacer la compra.
  • Registros: Cuando los usuarios se apuntan a la lista de correo electrónico lo podemos considerar como una conversión, tratando de llegar a más usuarios.
  • Descargas: Ya se trate de contenido específico o de alguna aplicación, se considera conversión a aquellos usuarios que se descarguen dicho contenido.
  • Clic en un enlace: El hecho de que un usuario haga clic en un enlace de una landing page o en información sobre promociones, se califica como conversión.
  • Rellenar formularios: En muchas páginas web encontramos formularios, con el objetivo de que el usuario nos aporte más información personal y podamos acercarnos a él.
  • Leer un post de blog: Es una forma de conocer si el contenido que se crea es atractivo para los usuarios. Una forma de medir este tipo de conversiones es a través del scroll, muy útil en blogs, sobre todo.
  • Tiempo de navegación: El tiempo que pase el usuario en una página web será un factor clave sobre si el contenido que ofrecemos y la estructura de la web es relevante para él, mejorando así su experiencia de usuario. Podemos considerar que un usuario que esté más de X minutos en la web será una conversión.
  • Visitar la página web: Esto permite mejorar el SEO de la web, generando muchos más resultados.
  • Añadir productos al carro de la compra: Esta información sirve para diferenciar a aquellos usuarios que entra en la web, pero que además deciden añadir algún producto en el carro. A partir de aquí, se puede analizar quien finaliza el proceso de compra o quien lo deja a medias.
  • Guardar los datos de la tarjeta bancaria: La idea de que un usuario guarde estos datos es porque tiene intención de hacer más compras en el futuro.
  • Visualización de un vídeo: Los vídeos son contenido bastante interesante que llaman la atención de los usuarios y si lo ven hasta el final será una buena estrategia.

Como veis, hay muchos tipos de conversiones, pero todo esto dependerá de los objetivos que tiene la marca en internet. A lo mejor un negocio no califica como conversión el hecho de que un usuario haga clic en la web porque puede ser que no sea información relevante, sin embargo, para otro negocio puede ser información fundamental.

No todos los negocios siguen la misma estrategia, por eso hay una infinidad de elementos que se pueden considerar como conversiones según los objetivos que se platean como empresa, siendo fundamental tenerlo claro para poder trabajar correctamente con la tasa de conversión.

¿Cómo se calcula la tasa de conversión?

A la hora de calcular la tasa de conversión, se tienen en cuenta los visitantes para leads, los leads para oportunidades y las oportunidades para clientes. 

Cuando un usuario entra en la web, debemos analizarlo para conocer el tipo de perfil que tiene y trabajar sobre él para que finalice el proceso y se convierta en cliente/lead. Para determinar la tasa de conversión habrá que concretar la conversión que queremos analizar, como, por ejemplo, el número de formularios completados.

A partir de aquí, tan solo hay que dividir el número de formularios que se han completado entre el número de ingresos en un periodo determinado. Ese resultado es la tasa que nos indica la conversión de los visitantes en leads.

Para conseguir un mejor resultado, hay que determinar las medidas que hay que analizar en cada etapa y conocer de mejor manera el diagnóstico sobre las campañas o estrategias que se han llevado a cabo en el negocio.

¿Cómo mejorar la tasa de conversión?

Si nos planteamos mejorar la tasa de conversión, debemos pensar en aquellas acciones que ayudarán a que los usuarios hagan alguna tarea en la página web. Para ello, se pueden tener en cuenta diferentes ideas o tips sobre los elementos que se pueden incluir en la web.

  • Llamadas a la acción: Si incluimos llamadas a la acción en el blog, ya sea en el cuerpo o en los títulos o subtítulos, haremos que este contenido sea mucho más atractivo.
  • Aumentar el flujo de leads: Para conseguir esto se pueden implementar ventanas de pop-up, mostrando información relevante para aumentar las probabilidades de la conversión. Se pueden incluir precios especiales, formularios a rellenar o contenido complementario.
  • Hacer test A/BAunque al principio pueda dar un poco de miedo o ser arriesgado, hacer pruebas en las páginas de destino de la web es una buena idea, porque permite conocer bien el rendimiento de estas y determinar que modelo puede aportar más beneficios. Se pueden conocer que elementos influyen de manera más positiva sobre los usuarios como los copy, los elementos visuales, el diseño de las páginas, el contenido…
  • Ofrecer confianza: Tener una página segura con certificados de seguridad hará que los usuarios confíen más en esa página, estando en regla con la privacidad sobre el manejo de la información personal del usuario.
  • Elaborar procesos para ayudar al equipo de ventas: Las herramientas que encontramos en la actualidad ayudan a programar correos para agendar citas, sin que haya obstáculos de por medio. También se le puede avisar al vendedor cuando haya un lead valioso, así como enviar un email a aquel usuario que abandonó el carrito de la compra sin finalizar el proceso.
  • Dar paso a la comunicación directa: A veces, cuando se compra de manera online se echa en falta ese contacto directo con los profesionales. Es interesante que para mantener ese contacto y hacer que los usuarios se sientan cómodos en el proceso de compra, se instale un chat en vivo para resolver todas las dudas.
  • Emplear el retargeting: Como hemos explicado en otros artículos, el retagerting es una buena práctica que ayuda a llegar de nuevo a usuarios que ya han interactuado con la web pero que no terminaron de convertir. Es conveniente que para este grupo de usuarios se hagan mensajes personalizados y directos, recordándoles la marca o el producto que estaban viendo para que finalicen el proceso.

Poner en marcha una estrategia, ya sea en el entorno online u offline va a conllevar analizar los resultados para conocer la evolución que obtiene la empresa con esas prácticas y nos permitirá escoger la mejor opción para incrementar la tasa de conversión.

Dentro del marketing digital podemos encontrar muchas herramientas y recursos que están especializadas en la medición de los resultados, como la tasa de conversión. Gracias a estos datos los negocios pueden mejorar sus estrategias y tratar de llegar a los usuarios de una manera más adecuada, valorándolos y ofreciendo información de calidad para conseguir que se conviertan en leads.

Confiamos en que este artículo sobre la tasa de conversión os haya resultado de interés, conociendo diferentes técnicas para mejorar la de vuestra página web.

Como siempre, estaremos encantados de ayudaros y resolveros vuestras dudas sobre la tasa de conversión o la manera en la que podéis mejorar ese resultado en vuestra web. ¡Os leemos!

Agencia de marketing Digitalvar

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: DIGITALVAR.
  • Finalidad: Responder a tu comentario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la Política de Privacidad de Digitalvar encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Dummy Seo, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

Ir arriba
Nada de SPAM

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Recibe nuestros últimos artículos en tu bandeja de entrada
Call Now Button