Black hat SEO ¿Qué es?

black hat SEO

Black hat SEO ¿Qué es?

Como todo en esta vida el posicionamiento orgánico se puede hacer bien y mal. Cuando hablamos de una estrategia SEO buena nos referimos a aquella que sigue las directrices de Google, donde el contenido de calidad es el rey. Cuando hablamos del sendero malo hablamos del Black hat SEO.

En este artículo te contaremos sobre el black hat seo y sus técnicas más implementadas. Es importante que sepas que hoy día google es uno de los buscadores más usados y sus algoritmos penalizan las conductas que considerada incorrectas o que tratan de engañarlo. Por eso, aunque algunas técnicas pueden resultar una vía más fácil de mejorar posicionamiento, pueden hacerte candidato a una penalización por parte de dichos algoritmos.

¿Qué es el black hat seo?

Son técnicas de posicionamiento web con las que se busca engañar a los algoritmos de google para obtener resultados de posicionamiento fácil y rápido. El black hat seo puede ayudarnos a conseguir resultados, pero si el buscador detecta que estamos haciendo “trampa”, nos penalizará de forma muy severa. Por ello, es mejor cumplir con las normas de Google para posicionarnos en los motores de búsqueda.

Por otra parte, el black hat seo no prioriza la experiencia del cliente, pues no aporta un resultado de valor al usuario final. Por lo tanto, aunque nos dé beneficios a corto plazo, terminará afectando negativamente los objetivos de marketing de nuestra marca. Aunque sea un camino más largo, es mejor enfocarnos en obtener resultados sostenibles y que sirvan como base para el crecimiento de nuestra empresa.

¿Google penaliza el black hat seo por ser ilegal?

El black hat seo no es un método ilegal, excepto si realizamos ataques contra otra web y en ese caso podríamos tener serios problemas legales. Cuando implementamos técnicas de black hat seo no sucederá nada negativo inmediatamente. Sin embargo, si Google nota que tenemos presencia en espacios donde nuestro sitio web no aporta ningún valor al usuario podrá excluirnos de sus servicios.  

Por lo tanto, usar estas técnicas a medio plazo puede terminar dañando la reputación de nuestra empresa. Además, para engañar al buscador debemos utilizar softwares, servidores, entre otros medios que implican tiempo, dinero y conocimiento informático. En conclusión, el black hat seo no es ilegal, pero implementarlo puede ocasionar una penalización, perdiendo la inversión y afectando la imagen de la empresa.

¿Cuáles son las técnicas más populares de black hat seo?

Conocer las principales técnicas de black hat seo te permitirá diferenciar entre las acciones que pueden ser penalizadas por Google y las que no. A continuación, te las mostramos:

Keyword stuffing

El keyword stuffing es una técnica poco ética pero sencilla y popular, se trata de usar una palabra específica de forma reiterada en un texto. Si usamos una palabra un par de veces no pasará nada, el problema es cuando la usamos en exceso y sin sentido. Los algoritmos de Google están muy atentos al tema de las palabras clave y su uso para el posicionamiento seo. 

Esto no quiere decir que hay un número específico de veces que se puede usar una palabra clave. Estas se pueden usar siempre que sean de utilidad en la búsqueda del usuario y aporten valor al texto. Si por el contrario las usamos de manera que causen confusión al usuario, seremos gravemente penalizados por el algoritmo.

Es muy importante tener siempre presente que el contenido de todo sitio web debe ser de calidad y relevante para el usuario que lo consume. Se debe siempre pensar en la experiencia del usuario y en ofrecerle un sitio web agradable y con contenido de fácil lectura.

Lo recomendable es que la keyword que estamos tratando de posicionar aparezca un máximo de 1,5 veces por cada 100 palabras. Cuando la densidad de palabra clave es superior a ese 1,5% puedes acabar siendo perjudicado, pues es probable que las estés incluyendo con calzador, siendo una técnica de black hat SEO.

Spinning

Esta técnica consiste en usar el contenido de artículos originales para crear artículos nuevos. Incluso aunque solo tomemos una parte del texto de un artículo igual estaremos plagiando contenido y Google penaliza eso. En este caso, lo que se hace es tomar el texto y usar sinónimos para cambiar las palabras o cambiar el orden de estas.

Lo anterior lo podemos hacer de forma manual o usando un software que hará mucho más fácil esta tarea. Así podremos crear más contenido de forma sencilla haciendo que para el usuario parezcan artículos nuevos. El encargado de sancionar esta acción es el algoritmo Google Penguin, el cual cada vez detecta el plagio de forma más precisa y rápida.

Cloaking

Es una técnica que fue muy utilizada pero actualmente está prácticamente en obsoleta. Consiste en mostrar el contenido dependiendo de si es un usuario el que lo lee o un rastreador que analiza el contenido. Por lo tanto, lo que se muestra al buscador no es lo mismo que se muestra a los usuarios. Así se busca engañar al buscador mostrándole solo la parte optimizada del sitio web para que nos posicione mejor en los resultados de búsqueda.

Sin embargo, debido al creciente número de sitios web que usaban esta “trampa” Google comenzó a estar más atento penalizando severamente a quienes la usaran. Ahora los buscadores tienen más técnicas y herramientas para detectar este tipo de prácticas de forma sencilla por eso ya no se usan.

Gracias a esta técnica de black hat SEO lo que haremos es optimizar al máximo una versión de la web para los motores de búsqueda, que nos permita posicionar de una forma rápida, mientras que a los usuarios le mostramos una web más vistosa pero con poco contenido.

Compra y venta de enlaces

Para lograr un buen posicionamiento en los buscadores uno de los aspectos más importantes son los enlaces, los cuales es ideal conseguir de manera orgánica. Sin embargo, existe esta técnica difícil de detectar, por no decir que imposible, que consiste en la compraventa de backlinks o enlaces en páginas con relevancia y bien posicionadas.

Los algoritmos no detectan fácilmente si los enlaces son comprados o son obtenidos de forma orgánica. Pero si notan que los enlaces aumentan drásticamente o que están en páginas no relacionadas con nuestra temática puede ser sospechoso y causar una penalización.

Conseguir enlaces de esta forma no sería una técnica black hat SEO como tal, si no que el hacerlo de forma abusiva, de páginas que no están relacionadas con la tuya, eso si que puede ser un problema.

Texto oculto

Es una técnica que se usa desde hace mucho tiempo, no afecta la experiencia del usuario, pero es penalizada por Google pues incumple su normativa. Consiste en ocultar textos en los que aparece la palabra clave muchas veces poniéndolos del mismo color que el fondo de la página. También reduciendo el tamaño de las letras o ubicándolo en algún lugar donde no sea visible para el usuario, pero si para el buscador.

Page hijacking

Esta técnica de black hat SEO no es común pues requiere de muchos conocimientos técnicos o contratar a alguien que los tenga, además es muy probable que la detecten. Consiste en clonar el sitio web de un competidor e incluir enlaces que hagan creer a Google que se trata del sitio original. De esta manera, la copia se posicionará y la web original será penalizada hasta que ésta o el buscador noten el engaño.

Seo negativo

Al igual que la anterior es una de las técnicas menos éticas cuyo objetivo es perjudicar a la competencia. Se trata de actuar en el sitio web de un competidor como una especie de sabotaje. Esto con la finalidad de mejorar el posicionamiento de nuestro sitio web y hacer que el suyo pierda posición en los resultados de búsqueda.

La técnica black hat SEO más habitual para hacer SEO negativo es el envío de enlaces masivos a dichas páginas, con el objetivo de que los algoritmos de Google detecten ese incremento de links

Al implementar esta técnica se realizan acciones como hablar mal del sitio web del competidor, envío masivo de enlaces de baja calidad, envío de contenido spam. También poner enlaces que dirijan hacia sitio del competidor en páginas web de poco confiables o inseguras.  

¿Qué algoritmos se encargan de prever las técnicas de black hat SEO?

Seguramente te preguntes de qué manera puede Google detectar estas técnicas de black hat SEO. Hace un tiempo os hablábamos de los principales algoritmos de este Google, y a continuación os vamos a indicar los dos que se encargan de prevenir estas acciones.

Google Panda

Sin lugar a duda, el algoritmo de Google más famoso y conocido, y uno de los primeros. Es el encargado de controlar los niveles de calidad del contenido web, examinando asuntos como el texto invisible, el contenido reciclado…

Google Penguin

Es el algoritmo que se encarga de gestionar todo lo relacionado con los enlaces que recibe una página web. No solo mide la calidad de estos o el nivel de SPAM, si no que su función va más allá. Siempre que detecté una cantidad de enlaces inusual procederá a investigar, y en el caso de que sea necesario, penalizar.

¿Cómo sabemos si hemos sido penalizados?

La principal manera de saber si nuestra web ha sido penalizada, ya sea por el uso de una técnica black hat SEO o por otro motivo, es a través de Google Analytics, analizando la cantidad de tráfico orgánico que hemos logrado en los últimos tiempos. Si vemos que ha habido una caída repentina de dicho tráfico, es que podemos haber sido penalizados con pérdida de posiciones.

Aunque la mejor manera de saber si hemos sido penalizado o avisado por usar técnicas black hat SEO es sin lugar a duda con la herramienta Google Search Console. Dentro de esta magnífica herramienta, y de uso obligatorio para todo consultor SEO, tenemos la sección de acciones manuales.

En dicha sección podemos encontrar si hemos recibido algún aviso o si hemos sido penalizados por el uso de alguna técnica de black hat SEO.

¿De verdad te interesa hacer black hat SEO?

Cuando alguien te ofrezca muy buenos resultados de forma rápida, sospecha. Google no es tonto y el uso de técnicas black hat SEO te acabará perjudicando, antes o después. Google lanza actualizaciones de sus algoritmos de forma constante, a diario, perfeccionando sus técnicas de búsqueda de fraude.

Estas son las principales técnicas que se usan en la práctica del black hat seo, sin embargo, podemos encontrar otras más. Sin importar las técnicas que uses para tu sitio web, lo más importante es que tu objetivo sea siempre dar valor al usuario. Además, recuerda que, aunque requiera tiempo lograr buenos resultados, lo recomendable es obtenerlos orgánicamente siguiendo las normas y así evitar penalizaciones.

Esperamos que este artículo sobre las técnicas black hat SEO os haya parecido importante y os abra los ojos. Si veis que algunas de las técnicas que vosotros usáis está en el listado que hemos compartido con vosotros, no os preocupéis, si no lo hacéis de forma abusiva o si paráis, no habrá ningún problema.

Si conocéis alguna otra técnica de black hat SEO, o algún caso de una web que haya sido penalizada por el uso abusivo de estas técnicas, os invitamos a contarlo en los comentarios.

Agencia de marketing digital Digitalvar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button Ir arriba