¿Qué es la tasa de rebote?

Ya sabemos que gracias a los avances y progresos que han ido surgiendo con el desarrollo de la tecnología, han aparecido nuevos medios que favorecen a los mercados o tiendas online. Con estos avances han aparecido también nuevas herramientas para medir aún más el comportamiento del usuario y conocer sus intereses, lo que nos permite conocer en todo momento el comportamiento de los usuarios, siendo uno de los más famosos la tasa de rebote.

La tasa de rebote es una métrica muy común que sirve para medir el comportamiento de un usuario en un sitio web, obteniendo información sobe el rendimiento de la página y con ello, la planificación de las correcciones oportunas.

Es interesante conocer el significado de la tasa de rebote, así como las formas de reducirla al mínimo, y es lo que vamos a ver en este artículo.

¡Empezamos!

¿Qué es la tasa de rebote?

Analizar la tasa de rebote puede ser muy valioso y es que esta nos revela información sobre el comportamiento que tiene el usuario en nuestra página web. La tasa de rebote nos ofrece información sobre cómo se comporta el usuario en la página web, mostrando también la interacción de estos con el sitio web.

La tasa de rebote hace referencia al porcentaje de usuarios que acceden a una página web y se van de ella sin realizar ninguna interacción o navegar entre las diferentes secciones de la web. Aunque en un principio puede ser algo negativo, no siempre se tiene que interpretar así (más adelante se entenderá el porqué de esto).

El objetivo como página web es intentar que los usuarios que la visitan permanezcan el mayor tiempo posible para que se aumenten las posibilidades de interactuar y que tengan interés por los productos que se comercializan.

Si la tasa de rebote en la web es elevada, supondrá que hay algún problema que influye en el comportamiento del usuario, desde que el contenido sea pobre hasta que la web sea muy lenta a la hora de cargar, sobre todo en dispositivos móviles.

¿Cómo reducir la tasa de rebote?

En el caso de que la tasa de rebote en un sitio web sea considerable o bastante elevada, habría que analizar algunos factores que pueden llevar a ese resultado. Una opción interesante y sencilla es comprobar otras páginas web del estilo que tengan una tasa de rebote más baja, y analizar los elementos que tienen que pueden funcionar mejor. Pero, sin duda alguna, debemos profundizar más en este punto, y es que mejorar los siguientes factores puede influir en la experiencia del usuario.

Mejorar el contenido

Ya conocemos la importancia del contenido en internet, por ello, si queremos ver que la tasa de rebote disminuye debemos mejorar todo el contenido, tanto el escrito como otros elementos gráficos que podemos encontrar.

El contenido debe de ser atractivo y debe aportar valor al usuario, ya que si no estaremos perdiendo su atención y acabará abandonando la página web sin realizar ninguna interacción con la misma.

A la hora de poner en marcha esta estrategia hay que tener en cuenta la relevancia del contenido, ya que en el mundo online este es el rey, y por lo tanto debemos de esforzarnos al 100% para ofrecer contenido atractivo.

Olvídate de repetir el contenido una y otra vez, copiar lo que ponen otras webs o poner poco texto y ninguna imagen. Si buscas reducir la tasa de rebote tendrás que hacer algo diferente, aportar valor.

Legibilidad

Relacionado con el punto anterior, debemos esforzarnos en crear un texto adecuado, porque a veces las páginas que tienen mucho texto pueden crear rechazo. Si a esto se le añade la dificultad a la hora de entender la información, la tasa de rebote será muy elevada.

El texto que se publique debe estar bien redactado y presentado, de manera que se potencie la curiosidad en el usuario. Además, es beneficioso combinar otros elementos gráficos como las imágenes, títulos, subtítulos, citas…

Realizar párrafos cortos o remarcar con negrita la información más importante son solo algunos trucos que te permitirán hacer más interesante tu contenido y reducir la tasa de rebote.

Evitar el uso de los pop-ups

En otro artículo explicamos la función de los pop-ups, y si estos se emplean de manera invasiva se pueden conseguir resultados negativos. Estos pueden distraer al usuario de la acción que quieren hacer en la web, siendo así un impedimento en la experiencia de usuario y provocando que de manera automática abandonen la web, empeorando así la tasa de rebote.

Es útil utilizar pop-ups pero siempre que se hagan de manera correcta y para aumentar los datos de la base y la generación de ventas. No obstante, debemos de hacerlo de la forma menos invasiva posible, pues si no, estaremos empeorando notablemente la experiencia de usuario y corriendo el riesgo de que abandonen la web, empeorando la tasa de rebote.

Relevancia de las palabras claves

Si hablamos de contenido de calidad, también debemos hacer referencia a las palabras claves. Es ideal crear una estrategia adecuada, en la que se establezcan aquellas keywords que vayan a generar tráfico de calidad en la web.

Una buena idea para conseguir esto es utilizar Google Keyword Planner, una herramienta gratuita para poder consultar búsquedas mensuales mediante el buscador de Google por cada palabra clave.

Meta descripciones

La meta descripción es el texto que aparece debajo del título de una web cuando se hace una búsqueda en Google. Es influyente que esta descripción esté bien redactada para que ayude a atraer tráfico de calidad y sobre todo, indique que contenido nos vamos a encontrar.

De nada sirve crear una met descripción y un meta título si luego el usuario no se encuentra lo que busca, provocando que abandone la web y empeorando la tasa de rebote.

Esta descripción debe ser breve y que transmita el mensaje de manera clara y concisa, y es que está limitada a 155 caracteres cuando hablamos de las SERPs de Google.

Test A/B

Además de todos los consejos explicados anteriormente, hay que testar y comprobar los resultados. Es esencial contar con la herramienta A/B testing, con la que se pueden probar diferentes modificaciones en el sitio web.

Cuando se finalice el periodo de prueba, se puede analizar si esas modificaciones han ayudado a mejorar o empeorar la tasa de rebote. Es fundamental porque se pueden tomar decisiones en función de datos científicos y fiables.

Creación de eventos

Los eventos, que podemos crear con Google Analytics o Google Tag Manager, nos permiten activar un hit cada vez que un usuario realiza una acción. Los más habituales para reducir la tasa de rebote y conocer de manera real su rendimiento son el de scroll y el de tiempo en el sitio web.

El evento de scroll saltará cuando un usuario alcance un punto de profundidad de la web, previamente indicado. Es decir, que si tienes el evento creado al 50%, cuando un usuario llegue a la mitad de la web, saltará el evento y ese usuario, aunque no interactúe, no contará negativamente para la tasa de rebote.

El evento de tiempo es parecido, solo que en este caso va en función de una marca temporal, como pueden ser los 30 segundos, tiempo que tu fijas previamente y que consideras óptimo. Una vez alcanzado ese tiempo, se activa el evento y ese usuario ya no contará negativamente para la tasa de rebote.

¿Cuál sería una tasa de rebote óptima?

Como con cualquier métrica, debemos pensar qué resultado puede ser el más idóneo, y esto dependerá de cada sitio web y de los objetivos que tenga planificados. Una tasa de rebote buena para un e-Commerce, puede ser una interpretación negativa para una web que tenga otro tipo de funcionamiento. Esto explica la complejidad de conseguir un 20% o 50%, ya que cada web tendrá un marcador diferente.

Junto con todo esto, hay que tener en cuenta que la métrica de la tasa de rebote puede que no sea la óptima a la hora de analizar ese dato, debido a que si el usuario permanece unos minutos en el sitio web la tasa de rebote no podrá medir tan en profundidad el rendimiento del sitio web.

Cuando se comienza con un negocio, hay que establecer que tasa de rebote se considera más idónea según los objetivos, el sector y otras métricas. De esta manera, se puede ir midiendo esa tasa según los deseos del sitio web.

¿Por qué es importante revisar la tasa de rebote?

Cuando las empresas establecen unos objetivos, hay que analizarlos, principalmente para comprobar si las acciones que se están llevando a cabo cumplen con lo establecido.

Al hacer un seguimiento de la tasa de rebote, se puede obtener más información sobre la eficacia de los “calls to action” y del mensaje, creando optimizaciones en la estrategia que ayuden a recudir esa tasa y mejorar la conversión.

Cuando esta tasa de rebote procede de tráfico de Google Ads puede ser más negativo aún, porque es dinero que se está desperdiciando en clics y que no llevan al usuario a hacer ninguna conversión. Esto ha hecho que cuanto mayor sea la tasa de rebote en los anuncios de Google Ads, más bajo será el índice de calidad y como consecuencia, mayor el coste por clic de la campaña.

Las métricas son herramientas muy importantes cuando se desarrolla un negocio online, y es que permiten obtener información mucho más valiosa y precisa sobre la evolución y rendimiento de una web o de una campaña en concreto.

Gracias a la tasa de rebote podemos conocer el porcentaje de usuarios que entra en nuestra web y la abandona sin hacer ningún tipo de interacción. Esta información nos puede ayudar a mejorar la estrategia que se lleva a cabo y conseguir con ello mejorar los resultados y las ventas que se realizan.

Como hemos visto, es fundamental dar al usuario una buena experiencia y contenidos que se adapten a sus búsquedas de intereses, logrando crear interés en ellos para que permanezcan más tiempo en el sitio web.

No obstante, la métrica de tasa de rebote tampoco debe de quitarnos mucho el sueño, sobre todo cuando hablamos de blog. Piensa que, si tienes un blog de recetas y la gente acaba revisando alguna de tus recetas, entrando revisando todo el contenido y marchando, Google lo contará como tasa de rebote, cuando verdaderamente no lo ha sido.

Esperamos que con este artículo hayáis aprendido más sobre las métricas que hay disponibles para hacer mediciones y análisis y consigáis reducir la tasa de rebote de vuestro negocio cuando sea necesario.

Como siempre, estaremos encantados de conocer vuestra experiencia con la tasa de rebote de vuestras páginas webs, por lo que os invitamos a que escribáis un comentario en este post, ¡os leemos!

Agencia de marketing digital Digitalvar

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: DIGITALVAR.
  • Finalidad: Responder a tu comentario.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la Política de Privacidad de Digitalvar encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Dummy Seo, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.

Ir arriba
Call Now Button